BIENVENIDOS A MI CIUDAD

Saludos a aquellos que se adentran en esta nueva aventura, para compartir y disfrutar de aquellas pequeñas cosas que se me vayan ocurriendo y que compartiré con todos vosotros. Esta es mi pequeña ciudad, esta es mi Txinatown particular.

martes, 25 de agosto de 2009

SOBRE MI PUCELA

Por fin de nuevo unos días disfrutando de esta la que es mi ciudad. Y para aquellos que me preguntan que a que se debe el término Pucela aquí algunas teorias:

Origen del nombre...

El propio nombre de la ciudad es en parte un misterio pues hay diferentes opiniones sobre cuál es el verdadero origen del nombre de la ciudad. El siguiente texto en cursiva fue publicado por el portal vallisoletano pisuerga.com y su autora es Elena Santiago.

PUCELA:

De los tres, es el último en aparecer cronológicamente. Es una invención de nuestro siglo. Hay dos teorías que son meras suposiciones:
La primera tiene su origen en el medievo francés Unos caballeros vallisoletanos se trasladarían a Francia, en el siglo XV para luchar junto a Juana de Arco frente a los ingleses. A ésta se la conocía como la 'Doncella de Orleans' que en francés se dice 'pucelle' y en castellano antiguo 'pucela'. Cuando finaliza la Guerra de los Cien Años y los caballeros vuelven a Valladolid se les conocerá con el sobrenombre de los 'pucelanos' en recuerdo de sus hazañas galas.

Según Celso Almuiña, profesor de la Universidad de Valladolid, el origen del término 'Pucela' tiene que ver con la posición geográfica de la ciudad, es decir, Valladolid es un valle, una charca en medio de un entorno seco y árido. Gracias al Pisuerga, Esgueva, Duero y el Canal de Castilla, la ciudad se convierte en una 'poza' que derivaría en 'pucela' y de ahí el coloquial nombre que se suele vitorear en el estadio de futbol.

PINCIA:

A diferencia del término coloquial de 'Pucela' éste tiene un origen mucho más culto y erudito.
Muy cerca de Peñafiel existió una importante ciudad romana: Pincia. El identificar a Valladolid con esta villa proviene del Renacimiento, época en la que existía una auténtica obsesión por entroncar todo con la Antigüedad Clásica y "establecer una línea directa con la civilización romana" para legitimar su origen.
Con el tiempo se ha demostrado que, aunque se identifique a Valladolid con el nombre de 'Pincia', no tiene nada que ver con la villa romana.

VALLADOLID:

Tiene un triple origen: célta, árabe y cristiano.

Los celtas utilizaban el vocablo 'tol' como topónimo. A éste se le antepondría el vocablo latino 'vallis' lo que daría lugar a 'Vallis Tolitum' que derivaría etimológicamente en nuestro gentilicio 'vallisoletanos' y que originariamente vendría a significar 'valle de aguas'. Si siguiéramos esta teoría, los orígenes del nombre de la ciudad se remontarían a los siglos VII-IV a.C.

Si siguiéramos la teoría árabe los orígenes del nombre se remontarían al año 711, momento de la invasión árabe. Un capitán moro llamado Ulit/Olid se asentó en esta zona y dio su nombre al núcleo inicial. Así tendríamos 'Valle de Ulit' y que etimológicamente derivaría en 'Valle de Olid'. Lo que está muy claro es que los árabes anduvieron por aquí pero no se puede constatar que fueran los fundadores de la ciudad y como consecuencia del nombre.

'El Conde Ansúrez: Fundador de Valladolid'. Esta frase aparece en el testamento del mismo. Este hecho sucede en el año 1080 pero es más bien una refundación ya que está constatado que había un asentamiento anterior con lo que el origen cristiano del nombre carece de toda credibilidad histórica.

Otros orígenes:

Fonéticamente Valladolid se relaciona con diferentes nombres:
.'Valle de olivos', por la presencia de este árbol en los campos.
.'Valle oletum' que significa 'valle de los olores' por la presencia de plantas aromáticas o quizás por todo lo contrario, ya que era famoso el mal olor por la falta de saneamiento que existía en la ciudad.
.'Valle de lides', por existir un cerro denominado de las contiendas cerca de la ciudad donde había luchas constantes.

El itinerario, de Antonino, ubica en Valladolid una mansio o posada romana donde se repostaba y descansaba. Se llamó Pintia o Puntea, y es posible la evolución de Puntea a puteum (pozo), cuyo diminutivo es pucelum. El origen de Valladolid es "valle de Ulid, del árabe walid (gobernador), de donde valiatum (dignidad de este cargo), en recuerdo de Wali Abu-I-Abbas, fundador de la ciudad a finales del siglo X.

En cuanto a llamar Pucela a la ciudad, se trata de una costumbre popular producida, según Camilo J. Cela, por mera creación, sin que se corresponda con dato, hecho histórico o documento alguno. No parece razonable adscribir el término al francés pucelle (doncella), en alusión a Juana de Arco, por haber acudido a socorrerla caballeros vallisoletanos.

Juan Carlos Peñas. Valladolid / El Semanal, 15 de septiembre de 2002

El gentilicio "puzolano" es término que ya se empleaba en el siglo XIX. A finales de esa época, el industrial cántabro Eloy Silió introdujo en España la fabricación del llamado cemento puzolónico, con lo que forjó su fortuna.

El cemento en cuestión se vendía en sacos de papel grueso y se anunciaba con el nombre de "cemento puzolánico" o "puzolano" para abreviar. Como era producto identificado con la ciudad de Valladolid, no sorprende que el adjetivo se empleara también en relación con los naturales de la capital castellana, lo que unido al auge que a principios del XX tomaba el fútbol consolidó la costumbre al relacionarla con los seguidores del Valladolid C.F.

Joaquín Díaz. Correo Electrónico / El Semanal, 21 de marzo de 2004

Es una invención de nuestro siglo, aunque no puedo precisar cuándo y quién fue su inventor. Sería cuestión de rastrear textos, especialmente periodísticos.

Para hacer esta afirmación me baso en que, cuando a comienzos del XX Casimiro González García-Valladolid publica su obra: Valladolid, recuerdos y grandezas, (1901), tras un erudito y concienzudo repaso historiográfico de los nombres de la ciudad, no menciona para nada el de Pucela. Es, por lo tanto, posterior; es decir de nuestra canturia.

Dos teorías (meras suposiciones) puedo aportar acerca del posible origen de este término aplicado a Valladolid. La primera apunta a una vinculación francesa y medieval. Unos caballeros vallisoletanos se trasladarían a Francia, a finales del primer tercio del siglo XV, para ponerse al lado de Juana de Arco frente a los ingleses, que ocupaban medio territorio francés. Dada la rivalidad de la Corona Castellana con la inglesa y la tradicional amistad con la francesa, en principio no cabría descartar tal posibilidad. Según esta teoría, a partir de 1429 estos vallisoletanos estarían al lado de la doncella de Orleans ("pucellee en francés; a su vez del latín 'pullicella'; 'pucela' castellano antiguo). Dichos caballeros, después de coronarse Carlos VII y finalizar la denominada Guerra de los Cien Años, regresarían a Valladolid con el sobrenombre de los 'pucelanos' como recuerdo y timbre de gloria de sus gestas.

La verdad es que esta teoría no merece el mayor aprecio. No aparece recogida en ningún texto por diversos autores e historiadores que, a partir de esos momentos precisamente, comienzan a proliferar. De ser cierta esta hipótesis, estaríamos ante un claro anacronismo; es decir, la invención de un nombre con un desfase histórico de varios siglos. De hacer alguna suposición en cuanto a la invención del sobrenombre, habría que pensar en nuestros románticos decimononos. No hay constancia.

La otra hipótesis es puramente personal, en línea con los topónimos de origen geográfico. Pienso que el término 'pucela' podría hacer referencia a la concavidad (valle) en que se halla ubicada esta Venecia de la Meseta, que es Valladolid; pues frente al entorno de secano es un lugar de 'aguas': Pisuerga, Esgueva, Duero -y el artificial Canal de Castilla desde el XIX- que no sólo atraviesan estas tierras, sino que incluso se traduce en una capa freática muy superficial, que ha causado más de un problema e incluso transmisión de epidemias en el pasado. Esta 'poza' ('charca o concavidad en que hay agua detenida') se transformaría en una 'pozuela' (pequeña poza) o pucela.

Otra teoría más que a buen seguro no explica nada y únicamente viene a complicar los ya de por sí oscuros y divergentes orígenes nominales de la Capital del Pisuerga. La búsqueda histórica y/o filológica tienen la última palabra.

Lo que nada tendrá que ver, desde luego, ni por geología ni por historia, es con 'puzolana que, según la Academia, se aplica a 'roca volcánica muy desmenuzada' y por concreción a Puzol (Nápoles); donde este tipo de materiales está mejor representado.

CELSO ALMUIÑA - Profesor de la Universidad de Valladolid

La Historia de Valladolid a través de sus personajes.

El Escudo:

«En campo de gules, cinco jirones ondulados de oro nacientes de la diestra. Bordura cosida de gules con ocho castillos de oro. Puesto el escudo sobre una cruz puntada de plata y sable y orlado de laurel.».
«La Cruz laureada de San Fernando es
«Constituida por cuatro espadas de gules guarnecidas de oro que conforman sus brazos, unidas por los pomos de sus empuñaduras de oro [...] La Cruz irá acolada a una Corona de Laurel, formada por dos ramas de laurel de sinople, frutadas de gules, unidas por sus troncos y liadas en punta por lazo de gules [...]».


No hay comentarios:

INTERNAUTAS TV